_A UN LATIDO DE TI

La enorme mayoría de las empresas ni se plantean que su web pudiera ser el origen de problemas jurídicos, en algunos países existe incluso un negocio creado en torno a las demandas a páginas web que violan la ley.

Potencialmente cualquier url puede ser una fuente problemas legales, cierto es que el riesgo es muy bajo.

digital-legal

A día de hoy encontramos webs de marcas conocidas, que aún no cumplen con la legislación vigente en españa, algo tan sencillo como el aviso legal no siempre está donde debería.

Causas por las que sancionar una determinada web.

Los contenidos que incurran en infracciones legales o incluso en delitos como por ejemplo, copiar contenidos de terceros, usar nombres o signos de marcas protegidas o soltar determinadas injurias en tu blog o a través de las redes sociales.

 

Dos cuestiones:

Las obligaciones que nacen del hecho de ser un “prestador de servicios de la sociedad de la información”, tal como lo entiende la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico. El matiz clave aquí es que el concepto de prestador de servicios incluye también a particulares que generan algún tipo de beneficio económico para el titular del sitio (por ejemplo, por usar unos simples anuncios AdSense en sus páginas).

hearbit visual design make money google adsense

Tus obligaciones como “prestador de la sociedad de la información”

La Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, regula el marco jurídico de los servicios de la sociedad de la información y de la contratación por la vía electrónica.

Dirigida a los titulares de un sitio web, servicios de alojamiento y a los proveedores de servicios de telecomunicaciones.

¿Qué son entonces exactamente los servicios de la sociedad de la información?

En el Anexo de la ley nos encontramos con esta definición.

“Todo servicio prestado normalmente a título oneroso, a distancia, por vía electrónica y a petición individual del destinatario. El concepto de servicio de la sociedad de la información comprende también los servicios no remunerados por sus destinatarios, en la medida en que constituyan una actividad económica para el prestador de servicios.”

AssetImageHandler

Con lo cual si tu web genera algún tipo de ingreso económico, directo o indirecto, estarías sujeto a las obligaciones que plantea la Ley 34/2002. Si no es así, esta ley no te afecta.

4 puntos a tener en cuenta si nos afecta

Aviso legal.

Tal y como se detalla en el artículo 10 de la Ley un aviso legal con los datos del titular en tu web.
Comunicaciones comerciales por la vía electrónica: Esta parte de la ley es muy sencilla y se refiere a cosas como la prohibición de hacer spam, los derechos de los destinatarios de las comunicaciones comerciales.

(Ver nuestro aviso legal)

Comercio electrónico desde tu web

En este caso, las partes (vendedor y comprador) estarían sujetos a los derechos y obligaciones que se especifican aquí. El aspecto más importante a tener en cuenta es que los contratos celebrados por la vía electrónica tienen la misma eficacia y validez que los convencionales. Sancionables según  gravedad, pueden caer multas de hasta 600.000€.

mapping-the-legal-offer-for-digital-content-desperately-seeking-a-database-geek-18-638

Hoy en día se puede asumir que prácticamente cualquier web recoge datos personales porque según el artículo 3 de definiciones de la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal, un dato personal sería “cualquier información concerniente a personas físicas identificadas o identificables”, una definición, muy amplia que abarca prácticamente cualquier dato relativo a una persona física.

Listas de correo

En estos casos el títular de la web se convierte en lo que la ley llama el “responsable del fichero” y respondes con multas de hasta 600.000€ por su incumplimiento. En este caso es más “fácil” provocar una sanción elevada que en la Ley 34/2002. Un simple blog, por desconocimiento de la ley puede cometer infracciones ocasionando pérdidas económicas o incluso el cierre de la web.

Un concepto clave más: la disociación de datos.

Disociar datos quiere decir, que aunque recojas datos, incluso los especialmente protegidos, pero eliminando la identificación personal de los datos, puedes usarlos sin problemas ya que no queda vinculación de la información con las personas concretas. Eso es útil, por ejemplo, para cosas como la elaboración de estadísticas, etc.

En estos supuestos, la LOPD ya no aplica (ya no quedan personas físicas “identificables”) y por tanto ya no existen problemas.

Y por supuesto las famosas Cookies, que ampliamos en el siguiente artículo.

 

 

Support